ÍA == Sept

ADN

yt Y ' AAA

1

y LE A] YA ey

EO NACIONA y HISTORIA NATURAL y

BUENOS AIRES

FUNDADOS POR EL DR. GERMÁN BURMEISTER EL AÑO 1864

TOMO XXIV

Ñ

(Con 27 láminas, 54 figuras en el texto y un cuadro).

BUENOS AIRES e Imprenta «ALSINA » Victoria, 1287. e A

1913

A E A ES Y Cl A, ra -.

sy E DEL

'USEO NACIONAL

DE

DE : 2

e

08 AIRES

ANALES

MUSEO NACIONAL HISTORIA NATURAL

BUENOS AIRES

FUNDADOS POR EL DR. GERMÁN BURMEISTER EL AÑO 1864

TOMO XXIV

(Con 27 láminas, 54 figuras en el texto y un cuadro).

BUENOS AIRES Imprenta «ALSINA » Victoria, 1287. 1913

IMITA gr ÓN

ae" pe

ARNES POCA TA ¿00 h Al , A

o ETE RAS ON Ps. : 3 Ma ea

AX OM

ba 4

205 Vies y DE id YE A

ANO | E AM TIA qn : y AR 1 => | á aa Et » ¡

AAHMLE PORTA

ITA A e SAO ; cani He

id

MUSEO NACIONAL DE HISTORIA NATURAL

Director

Dr. D. ANGEL GALLARDO

Secretario y Bibliotecario

D. AGUSTÍN J. PENDOLA

Prosecretario

D. AGUSTÍN PENDOLA

Jefe de la Sección de Zoología

Dr. D. ROBERTO DABBENE

Jefe de la Sección de Paleontología y Geología

D. CARLOS AMEGHINO

Conservador de las colecciones entomológicas

D. JUAN BRÉTHES

Conservador de las colecciones botánicas

ING. AGR. D. LUCIANO HAUMAN-MERCK

Naturalista viajero

D. ENRIQUE DE CARLES

Naturalista viajero

D. MARTÍN DOELLO-JURADO

Encargado de la Sección de Numismática

D. ANÍBAL CARDOSO

Primer Preparador y Jefe de Talleres

D. SANTIAGO POZZI

>] > - a e - ; » . > WS Y HT a » e á Ma 0 E a E 4 a E O a e p pal: r "> > o <d 3 ñ ¿o » ar > ñ á p > CR a LAS 2 .. 5 Y” A > v Ll " Da Fo. ad y > , o E 2

Py

A e ARAS 0 a ES

re : Ad ch 08 $ E Y ALUUTAT 1 ATAIBE pe Sib rima . LIO 91 LFXZ VAN

aho de aa al ba APARTE ESTO 0 nl

eto dee 1) Ú frias L oh de Pr MA ul mb fol IAEA OLGA) de

.

e 3 As aida e 1

AHÍ AO

estimada: co; Año di

VIS VENA On Al ak 0 E

cristo retira, o AAA A amy djeliniosrt OLAS 39 VAYA

click: ios af bh A ¿PRD ARANA de

mer > side EE al

z al ING AE XA RO »

INDICE

Ps LAHILLE, F. Nota sobre siete peces de las costas argentinas (1. de Marzodel TL) daa ateo 02 A aa 1 LAHILLE, F., Nota sobre los géneros Heptranchias y Hexanchus (19 de DE O RA AE E REO Y 25 BRETHES, JUAN, Himenópteros de la América Meridional (29 de Mayo A A A AO e A IA 35 SPEGAZZINI, CAROLUS, Mycetes argentinenses (11 de Julio de 1913)..... 167 DABBENE, ROBERTO y LILLO, MIGUEL, Description de deux nouvelles espéces d'oiseaux de la République Argentine (22 de Julio de AE A AAA RT TE 187 NEIVA, ARTURO, Alguncs datos sobre Hemípteros Hematófagos de la America dela (204 de- Octubre de 190). caro o 195 KARSTEN RAFAEL, La religión de los indios mataco-noctenes de Bolivia (COM Orrabrefidea OLI di Is a 199 POUYSSÉGUR, HIPÓLITO, Sobre un caso de fasciación en el Pirus com- MS o e E o A A A O 219 MANGANARO, ANA, Apuntes sobre una saetilla híbrida Bidens Platensis Mino aso (2/ide. Wectubre de LIS crono oo 225 GALLARDO, ANGEL, Notas sobre la anatomía del aparato espiracular, laringe y hioides de dos delfines: Phocaena dioptrica Labhille y Lagenorhynchus Fitzroyi (Waterhouse) Flower (28 de Noviem- A A AS e NA EN 235 JORGENSEN, PEDRO, Las Tenthredinoidea (Hym.) de la República Argen- AAA SA SO AS ME 247 HAUMAN-MERCK, LUCIEN, Etude Phytogéographique de la région du Río Negro inférieur (23 de Diciembre de 1913)...........o......... 289 "CARDOSO, A., Nuevos comprobantes a propósito de la antigúedad del ca- ballo en el Plata. Avec un résumé en francais (23 de Diciembre A AE AAA INR 445 CARLES, E. DE, Nuevas consideraciones sobre las formaciones petrolífe- ras de Tartagal y Aguaray (Departamento de Orán, Salta) (23 de Hirembrerdes LIS A id ca tata A e Bei e 461 HAUMAN - MERCK, LUCIEN, Notes sur les Phytolaccacées argentines (31 de EN A NN A A OE 471

Nora.—Las fechas indican el día en que fueron puestas en circulación las

publicaciones correspondientes, impresas aparte.

ST

»

i «e Rd ES > p ho MMEL/ E EN > PANA] dina, ve a af. L A A dl Ñ f Ñ z LS é Al me ati Y aglaAN aemn A A remitido HEIOLSA AIMICIAELE Saipan er sali a bs piel in PO ds HA at 0d) a A rela IA EE ; sd atar ll arñóébie a sE les (ARI0 di Ad AA peca + ES A, E EE HA Dil] Ds Jo dd de | y . rro E na Ep e a orion da vns. TRAMA IAN a (SE: A 101 elo a AA e, | MW $ sulla! mi *ul 0 A dol de el di ielicon: l do Wide Mi a a Md, oe . A E aña, Ad E SMA 4 27 mw , > Hoi? urin AS 3 q” Ny NA Ay o

Í PAN efi AS AN

e arg ART A SAG adria sl EN]

4h TA, Diririsa: rm al amp A

eiámsd e “Y e a 0 AN dad

IICA ruina? md. e SS TY

A A yA "2

3

¿Lu 4 id 202 ANSPE" ¡ES

pi Y pd e au A al

NOTA SOBRE SIETE PECES DE LAS COSTAS ARGENTINAS

POR EL

Dr. F. LAHILLE

(Con siete láminas)

A medida que va aumentando el número de peces conocidos, au- menta también el número de formas que se declaran aberrantes, por la simple razón que no caben en los grupos que algunos hombres consideran como estrictamente determinados y correspondiendo se- gún ellos, al plan de una creación.

Es entre estas pretendidas formas aberrantes, que tendría que fi- gurar un pez capturado en Febrero de 1909 por una empresa pes- quera del país.

Lo relaciono con los Psychrolutinos (Cotlidae) y por la inspección de la lámina adjunta (1) se podrá constatar cuánto se parece por su aspecto general a los Lipáridos y a los Batráquidos; pero este pez no tiene las ventrales unidas en ventosa que caracteriza a los prime- ros, y la posición infra-pectoral de sus aletas no permite reunirlo a los Batrachidos.

Lo llamaré: Besnardía, en honor de mi distinguido amigo Julio Besnard, uno de los fundadores de la Quinta Normal de Santiago de Chile, quien introdujo en Sud América las primeras «carpas», que han prosperado admirablemente en la república hermana.

El nombre específico: Gyrinops. recordará por otro lado la forma de renacuajo que el pez presenta (Fig. 1).

Besnardia 6. N.

Teeumentos enteramente desnudos, muy sueltos y muy movibles. Consistencia gelatinosa. Cabeza muy ancha, deprimida, chata por arriba; hocico obtuso. Espacio interocular grande. Boca muy grande: terminal. maxilar invisible, enteramente escondido en los tegumen-

AN. Mus. Nac. Bs. As., T. XXIV., FEBRERO 28, 1913. 1

2 MUSEO NACIONAL DE BUENOS AIRES.

tos. Dientes de los premaxilares y dentarios en cardos. Vómer y pa-

latinos sin dientes. Estirando hacia adelante la piel del dorso, se nota la presencia de dos aletas dorsales que parecen reunidas por su base. Los radios de la

primera son muy blandos.

Fig. 1.—Besnardia gyrinops Lab. a) Dentición sobre los premaxilares, b) Dentición sobre la mandíbula.

c) Contorno del animal visto desde arriba y muy reducido.

La caudal, truncada, separada de la segunda dorsal y de la anal.

Pectorales muy grandes; su inserción ínferoanterior, es anterior al ángulo inferior de la hendidura branquial y su base corresponde al borde de esta misma hendidura.

LAHILLE: SIETE PECES DE LAS COSTAS ARGENTINAS. 5

Ventrales muy reducidas; aisladas una de otra; de tres radios ramificados solamente. Su inserción corresponde al primer tercio de la pectoral.

Besnardia gyrinops Lar.

(Lámina 1)

Cuerpo muy corto, espeso adelante, delgado atrás. Más ancho que

de e AA so: ay pe alto. Coeficiente de compresión: mn o altura máxima del tronco divi- u

dida por el espesor máximo del mismo, igual a 0.60.

Tegumento enteramente desnudo, aislado de los músculos por una capa espesa de tejido conjuntivo de consistencia gelatinosa. Al mover el pez los tegumentos tiemblan como si fuesen jalea y forman nume- rosos pliegues, no representados en la lámina.

Cabeza voluminosa, redondeada adelante, deprimida por arriba y abajo; Maítre-couple elipsoidal (Lám. 1, fig. 3). Largo de la cabeza (133 mm.) es contenido 2.26 en el largo del soma (301 mm.). El tronco U es muy corto (38 mm.) y la cola (Q) tiene un largo casi igual al de la cabeza (130 mm.).

El hocico (a Y) es ancho, la boca es grande (51X52 mm.) pero su comisura no llega al nivel del ojo.

Dientes únicamente sobre los premaxilares y los dentarios, dis- puestos en forma de cardas.

Las fajas angostas se extienden en la mandíbula sobre un largo de 39 mm., de 28 mm. solamente sobre los premaxilares. (Fig. JA YB.)

, Laa 3 E : Los ojos son más bien pequeños: E 10.30. Se encuentran situa-

dos un poco oblícuamente a la parte superior de la cabeza y más cercanos de la punta del hocico que de la nuca. Distancia interocu- lar: 57 mm.

nl ,= 3.96. El iris es de color amarillo pálido.

Y

Todos los huesos operculares así como los radios branquióstegos están enteramente escondidos debajo de los tegumentos. La cabeza presenta una doble serie de poros mucosos, 4 arriba de

4 MUSEO NACIONAL DE BUENOS AIRES.

cada maxila y 7 de ambos lados de la mandíbula; extendiéndose so- bre el borde inferior del opérculo.

Está adornada de filamentos carnosos que afectan una disposición simétrica que no vale la pena de describir; basta inspeccionar las 4 figuras de la lámina 1.

La hendidura branquial es más bien pequeña, se encuentra muy aislada (75 mm.) de la del lado opuesto (fig. 4.). Hay una pseudo branquia y 4 branquias, pero detrás de la cuarta no existe hendidura.

La línea lateral se distingene con suma dificultad. El esqueleto es blando, mal osificado.

En el estado natural la primera dorsal es muy poco visible y como lo dije, es necesario para distinguirla, estirar la piel hacia adelante.

Los radios, las dimensiones de ésta y de las demás aletas, no son fáciles de contar y medir a causa de la edematización de los tegu mentos. Sin embargo se puede distinguir en la primera dorsal de 7 a 8 radios; su base es igual a 47 mm. y su alto a 25 mm.

La segunda dorsal, truncada atrás, es opuesta a la anal y consta de 12 o 14 radios, su base es igual a 91 mm. y su alto mayor al de la dor- sal primera.

La aleta anal tiene una base un poco más corta (78 mm.) pero su alto es más o menos jgual al de la dorsal, dos.

El pedúnculo caudal es muy delgado, su altura no pasa de 27 mm., la aleta truncada verticalmente contiene unos 12 radios de un largo de 52 mm.

Los pterigios pectorales son desarrollados, largos y anchos; empie- zan un poco antes del ángulo anterior de la hendidura branquial; su borde superior es horizontal cuando la aleta se encuentra enteramente estirada.

Los radios inferiores, en número de 14, están simplemente articu- lados. Los superiores (8 o 9) son ramificados.

Las ventrales son muy pequeñas y su inserción corresponde al pri- mer tercio de la inserción de las pectorales.

Su largo máximo es de 39 mm., su base de 13 mm. y se encuentran formadas por tres radios.

La coloración general del pez es de un gris moreno, realzado por jaspeos de un moreno más franco y más obscuro. Estas manchas afectan disposiciones zonarias y están sin duda en relación estrecha con las presiones que el agua ejerce sobre los tegumentos, durante la natación del pez.

Las tres zonas principales se encuentran pues situadas una por debajo de la primera dorsal, la segunda se extiende entre la segunda dorsal y la anal y la tercera a la base de la caudal.

LAHILLE: SIETE PECES DE LAS COSTAS ARGENTINAS, 5

Sobre los radios de la pectoral; así como entre el ojo y el borde la- teral de la boca; y el ojo y la punta posterior del opérculo, hay tam- bién la misma aglomeración de manchas obscuras. (Lám. I, fig. 1.)

El pez estudiado era de sexo femenino. Su largo máximo (L) al- canzaba a 397 mm.

Los huevos tenían un color rosado pronunciado, parecido al color de los huevos de las Ampularias.

El peso del animal sin las vísceras alcanzaba a 1240 ers.

Ha sido obtenido en Febrero 4 de 1909 en fondos de 80 mts., frente a Mar del Plata y se podría designar con el nombre vulgar de Gran sapo de mar.

Helicolenus dactylopterus (De la Roche) Goope y BrEax.

(Lámina 2)

Al empezar sus campañas la primera empresa pescadora encontró en gran abundancia peces que hasta la fecha no habían sido hallados por vivir sin duda en fondos a donde no podían alcanzarlos las pe- queñas redes usadas hasta entonces por los pocos pescadores de Mar del Plata.

Los peces de que hablo llamaron mucho la atención del público por su clase de coloración de un rojo subido y su cabeza armada de es- pinas; y como el público no compra en general sino los pescados que conoce o de los cuales ha oído hablar, la empresa pesquera bautizó a éstos con el nombre de rouget, aunque los verdaderos rougets perte- nezcan a una familia distinta (Triglidae) representada en el país por los rubios (Prionotus punctatus).

Noté en seguida que se trataba de un pez muy conocido en el Medi- terráneo y descripto por primera vez por Delaroche, quien lo llamó: Scorpaena dactyloptera.

Para los habitantes de Mallorca, es el Seran Imperial, para los de Barcelona es el Fanegal, y el mayordomo de la sección de Zoología, que ha vivido mucho tiempo en Logroño, dice que allí lo llaman Cabra. Por fin en Niza los provenzales le dan el nombre de Car- douniera.

Lo que para nosotros es mucho más interesante que estas cuestio- nes de designaciones populares, es la vastísima distribución geográ- fica de esta especie. Se encuentra pues no sólo en el Mediterráneo sino también en las aguas profundas del Atlántico. Vive en las costas de Norte América, en donde se ha encontrado por primera vez en

6 MUSEO NACIONAL DE BUENOS AIRES.

1880 en la bahía Narragansett y se extiende hasta la bahía de Che- sapeake.

¡Por otra parte Collet ha señalado su presencia en las costas de Noruega hasta Tromsoe y Finmark!

Se encuentra en esas regiones en fondos de 183 a 366 mts. y sobre las costas sudoeste de Inglaterra vive por los 457 mts.

En los Estados Unidos habita también en fondos de 370 a 468 mts. En las costas de Cataluña aleanza aún a los 548 mts.

En las costas de la provincia de Buenos Aires este pez suele en- contrarse por los fondos de 250 mts.

La lámina que doy del H. dactylopterus hace innecesario describir su aspecto exterior.

Este género fué creado por Goode y Bean para los Seorpenidos, cuya dorsal es continua aunque escotada.

La primera parte de ella presenta 12 espinas; la aleta anal tiene tres espinas y 6 o 7 radios ramificados. En este género la parte supe- rior de la cabeza es escamosa y las escamas de las mejillas, opérculo y cuerpo son ctenoidales. Las pectorales son muy anchas, en forma de abanico y sus radios están dispuestos en tres grupos: El ler. gru- po o grupo superior consta de 2 radios simples; el 2. de 8 a 9 radios ramificados y el 3er. de 8 radios simples cuya extremidad, libre de la membrana de la aleta, se prolonga sobre una extensión bastante considerable.

Como en Pontinus existe una espina preorbital pero es muy pe- queña y escondida debajo de la piel.

En este género las vértebras son en número de 24 (10414) y no existe vejiga natatoria.

En HA. dactylopterus el ojo es muy grande y llega hasta el perfil superior de la cabeza; su diámetro está contenido de 3 a 3,5 veces en el largo de la cabeza cuando el largo máximo del pez es de 25 a 30 centímetros.

El cuadro siguiente indica algunas medidas y relaciones de esta especie que llega durante los meses de Noviembre y Diciembre en eran abundancia a los mercados de Buenos Aires, en donde es bas- tante estimado.

En el Mediterráneo alcanza a unos 30 centímetros de largo, aquí encontré aleunos que llegan a un largo máximo (soma-+aleta cau- dal) de 45 centímetros. *

* En el segundo cuadro, las letras R, H y B representan respectivamente el número de radios, la altura máxima y el largo de la base de las aletas pecto- rales (P), ventrales (V), dorsales (D,, D.), anal (A) y caudal (C).

LAHILLE: SIETE PECES DE LAS COSTAS ARGENTINAS. 4 Íú- | 2] Mm | 7 A a ay mn | 7 | E | meros! S L | T | U | Q | HU | EA | a Y | Peso

| ¡1.191 | 247. | 75 | 64 |52| 65 |39| 39] 23 | 13 | 195 gs | loa | 20 | 287] 87 | 38 |5s | 77 fas | as | 23118] 325 gs | 3 | 365 | 418 | 148 | 130 | 92 | 133 me 77 | 25 | 42 |1710 gs O OA go] E MEN 11d isis o. | | | SA | | ¡Neesl lets] EN | A BÍR|H|B|R JOE B | 1|2,8,8/ 57/30 |1,5/ 43] 9 |XII 34/88 |12|38 | 50 [111,6 40] 30 [1.14.1 52 | 26 | | ña | | 1 2 |2,9,3157/80 |1,5| 49/10 |X11|34|88|12 | 40 | 52 111.648 31 1.141 65 |26 13 MS 83135 db XI] 41 [120/14 /51|75 1758 42 11.14.1168 | 40 | sde UA | | | ) |

0 | | N 3 | mm | mn | mm | mn | mm T A Nm

Números a EN | E | 2 a el Zl e NEO 2 DIE MR MERO) BO MEDRANO se Y | | l | | | sli dl del ART 14 | | 1 A OS 26 1105.76 111.15 ee | 1,92 "1.78; 12.78 | 2 2,52 | 2,95 13,48] 4,83 | 1,12 MO 19811178011 3,211 | | | | 3 155 1 908 | A 0 e de E | 492 | 191 Y "166 3:34

Gastrochisma Boulengeri liar.

(Láminas 3 y 4)

Los biólogos que se ocupan de corología, es decir, de la distribución geográfica de los animales, han notado hace años tales semejanzas faunísticas entre la extremidad austral de Sud América, (desde los 40 de latitud hacia el Sur) el Africa del sur, Australia del sur y Nueva Zelandia, que la idea de un gran continente antártico, hoy

8 MUSEO NACIONAL DE BUENOS AIRES.

fragmentado, se impone; sobre todo si se tienen en cuenta los datos paleontológicos.

En nuestras aguas dulces como en las de Chile existen pequeños salmónidos antárticos, los Aplochitones; pues bien, un género muy parecido (Prototroctes) vive también en Queensland, Australia del sur y Nueva Zelandia.

La distribución de los peces de otra familia del mismo grupo, la de los Galaxiidos es idéntica, y encontramos una especie (Galarias attenuatus) que ha sido señalado tanto en la Patagonia, Malvinas y Chile como en Australia del sur, Tasmania y Nueva Zelandia.

Las condiciones del ambiente son tan parecidas en toda la zona marítima correspondiente, eruzada del Oeste al Este por la corriente antártica, que no es posible reconocer allí sino una sola región o sub- región faunística: Notacireumpolar subregión (Ortmann, 1896) Notapelagía (Selater, 1897) caracterizada por Neobalaena, Berar- díus, Leptonychotes, Ommatophoca, ete., y agregaré por los dos erus- táceos: Euphausia superba Dana (Sehizopodo([ y Euthemisto Thom- soni Stebbing. (Amphípodo) que constituyen en nuestros mares aus- trales la base de la alimentación de los cetáceos.

Todos los datos que permiten precisar más las condiciones de este medio tienen importancia y por esto creo de interés hacer conocer el hallazgo sobre las costas de la provincia de Buenos Aires de un pez que pertenece a un género encontrado hasta la fecha sólo en los mares de Nueva Zelandia y de Australia.

El 14 de Noviembre próximo pasado unos pescadores de Mar del Plata obtuvieron por primera vez ejemplares de una especie de caba- lla, de gran tamaño. Pude conseguir uno de estos peces y averigiié que era un representante del género Gastrochisma, establecido en 1845 por Richardson. Pero lo más interesante es que la forma platen- se constituye una transición hacia Chenogaster Holmbergi, pez que describí en estos mismos Anales del Museo Nacional en Enero 13 de 1905.

El pez actual difiere de Gastrochisma melampus por caracteres cuyo valor verdadero no se podrá apreciar sino cuando sea posible reunir un material suficiente de comparación; pero como ellos son de los que se consideran como suficientes para establecer un nombre específico, llamaré la nueva forma: Gastrochisma Boulengeri en honor al señor G. A. Boulenger, uno de los ictiólogos actuales más eminentes.

Ofrecí el ejemplar, cuyo sexo ignoro por haber llegado a mis ma- nos sin las vísceras, al Museo Nacional. Se ha de preparar el esque- leto y luego indicaré sus caracteres osteológicos más importantes.

LAHILLE: SIETE PECES DE LAS COSTAS ARGENTINAS. 9

En la lámina adjunta represento al pez cuyo largo máximo era de O mts. 725. Su peso sin las vísceras alcanzaba a 2 kgs. 715 gs.

El cuerpo fusiforme, alargado, concluye por un pedúnculo caudal, sin quillas laterales, y una aleta caudal profundamente ahorquillada. El tronco se encuentra revestido de escamas (Fig. 5) cicloideas muy anchas (14x11 mm.) las de la línea lateral son más pequeñas, (alto: 11 mm., ancho: 8 mm.). Las escamas contadas en la hilera lon- gitudinal desde el ángulo superior del opérculo hasta el nivel de la última vértebra están en número de 87. En los dos ejemplares de G. melampus, estudiados por Stead, las escamas eran unas 75 más oO menos. El número de escamas transversas es igual a 22 =( A 1

La parte anterior y superior de la cabeza así como el opérculo son enteramente desnudos.

Las dimensiones principales del pescado estudiado por son las siguientes: Largo del cuerpo o Soma (5) 600 mm., cabeza (T') 145 mm., tronco (U) 102 mm., cola (Q) 353 mm.

Los radios medianos de la cola miden 25 mm.

En cuanto a algunas de las principales relaciones que conviene establecer para caracterizar las proporciones del Gastrochisma Bou- lengert indicaré aquí las siguientes:

- > BEI y | SEND =4 T:ET=250 HU: EU=2,8 an INE. Y La T:hQ=6,90 | SV =3:84

1 E EA Ea

La boca es grande (47 < 61 mm.) terminal, oblícua, los premaxilares (76 mm.) llegan atrás, hasta la mitad del ojo. Las dos maxilas presen- tan dientes cónicos, fuertes incurvados dispuestos en una sola hilera como los de los palatinos. En el vómer forman un pequeño triángulo (Fig. 3). Cinco radios branquiostegos, una pseudobranquia, cuatro branquias y una hendidura atrás de la cuarta.

Las branquiespinas del primer arco son muy cortas y su número es de 24 (15219).

Los pterigios pectorales son falciformes (1, 1,19, base: 28 mn. Largo máximo 91 mm.

Los pterigios ventrales (1, 5) son muy largos (156 mm.) más lar- gos que la cabeza.

Sus radios achatados en la base se recubren uno a otro como las

10 MUSEO NACIONAL DE BUENOS AIRES.

varillas de un abanico. Se pueden esconder del todo dentro de una hendidura que llega hasta la cloaca. Esta hendidura (mm. 240X15 mm) de color blanco puro, está desprovista de escamas como en (ras. trochisma melampus.

Las ventrales son de un color negro, pero, por el lado interno, los radios principales son como pintados de blanco.

El primer radio ramificado de la ventral es simplemente bifurcado, loz radios 2, 3 y 4 se bifurcan dos veces sucesivamente cerca de su base. En cuanto al último radio es trifurcado.

Las aletas dorsales están aisladas una de otra, sin embargo encon- tré delante de la espina de la segunda dorsal dos radios muy rudi- mentarios escondidos en el tegumento. Representan sin duda lo que queda de la parte de la aleta que al principio unía la primera con la segunda dorsal.

La primera dorsal, bastante alta (55 mm.) consta de 18 espinas; empieza al nivel del origen anterior de la pectoral y puede escon- derse enteramente dentro de una hendidura semejante a la hendi- dura destinada a recibir a los pterigios ventrales.

La segunda dorsal, falciforme en su primera parte (1, 5, 446) presenta después de sus espinas 5 radios ramificados, 4 pínulas uni- das y 6 pínulas aisladas. la última dividida, el largo total de su base es de 171 mm.

La aleta anal presenta la misma disposición que la segunda dorsal, pero tiene un radio ramificado de más, (1, 6, 4-6). Su base total (159 mm.) es un poco menor. El número total de los radios caudales es de 40, más o menos (114-9712). Los radios centrales son an- chos y achatados.

El noveno de arriba y el séptimo de abajo, son los radios que lle- can hasta las puntas caudales.

El color del pez, cuando lo obtuve, era negro azulado sobre el lomo y gris plateado sobre los costados y el vientre. El iris dorado, la pri- mera dorsal moreno claro; las demás aletas negras.

Si comparamos esta forma con las formas afines constatamos que es intermedia entre Gastrochisma melampus y Chenogaster Holm- bergi.

Pertenece bien al género (Gastrochisma por tener dos dorsales ars- ladas y las aletas ventrales más largas que la cabeza.

Se asemeja a G. melampus por la forma de la dorsal primera, por el modo de ramificarse de los radios de las ventrales, por el número de pínulas. (La figura dada por Richardson representa 10 pínulas pero este ictiólogo dice, sin embargo, en el texto que esta especie pre- senta sólo 6 o 7 pínulas libres.)

LAHILLE: SIETE PECES DE LAS COSTAS ARGENTINAS. 41

(G. Bowengeri difiere de (+ melampus por sus pectorales falcifor- mes, por el pedúnculo caudal más alto, y por el largo mayor de las pectorales y del hocico. Su cabeza no presenta tampoco la cresta mediana señalada en GF. melampus.

G. Boulengeri, es por su forma general más parecida a Chenogas- ter Holmbergi y no a G. melampus; pero las aletas ventrales así como la forma de la dorsal y de la pectoral difieren tanto, que no puedo atribuir estas diferencias a simples variaciones correspondientes a la edad. Recordaré de paso que Tate Regan (A. M. N. H. 1902, pág. 115) se inclina a considerar a Gasterochisma como siendo la forma joven de Lepidothynnus.

Para hacer resaltar las modificaciones evolutivas que existen entre estas tres formas de Gasterochisminae doy el siguiente cuadro; pero no hay que olvidar que el ejemplar de G. melampus de Richardson medía un largo de O0m20 solamente; el de (7. Boulengerí que exami- no tiene 0m725 y el único ejemplar que encontré hasta la fecha de C. Holmbergi, alcanzaba a 1 m. 55 de largo máximo.

Sería de desear poder dilucidar en estos tres peces, como en tan- tos otros, las relaciones que existen entre sus formas y la edad.

En el cuadro adjunto, así como en los demás, S, T. U, Q, Y, aY, HU, hQ, LV, LD, L representan el largo respectivo del soma, (S) de la cabeza, (T) del ojo, (Y) del hocico, (aY) la altura máxima del tronco, (HU) la altura mínima del pedúnculo caudal, (hQ) el largo máximo de la ventral (LV) de la 1lra. dorsal (LD,) y el largo má- ximo del pez, aleta caudal comprendida (L).

A E A E A, AQ) HU |

| Sr A LEON, dl T.| HU ¡U+Q| |

G. melampus. | 45 |2,91| 1,48 |2,00| 3 1,00 | 6 IIA e G. Boulengeri |. 4,13 [2,41 1,07 |2,72| 4,64 | 0,96 | 8,05 | 7,14 | 3

Chenogaster | 3,82 [2,19 | 0,50 | 4,74 Holmbergi | |

9:04 DOS 7270 |

La columna vertebral de Gastrochisma Boulengerí consta de 43 vértebras; las 19 primeras corresponden a la región precaudal, la 20 a tiene ya su espina hemal en relación con la aleta anal.

12 MUSEO NACIONAL DE BUENOS AIRES.

Las espinas neurales de las 5 primeras vértebras son achatadas y su largo medio es igual a 25 mm.; este largo aumenta paulatinamen- te hasta la vértebra 20, es decir la primera de la cola, siendo el largo de la neurepina de ésta de 50 mm. Las tres últimas vértebras pre- caudales son las que tienen el centro más corto, pues éste mide 6 mm. mientras que las de la cola tienen en general un centro de 13 mm. de alto.

Parece por lo tanto que es a la compresión durante la natación

Fig. 2—G. Boulengeri. Lam.

»

Areco escapular visto por el lado exterior (E) y por el lado interno (1).—Pt, post-temporal; Sel, supra-elavícula; Pel, post-clavícula; Se, scápula; Co, coraciones; cl, clavícula; R, radialia o pterigiales, L, radios dérmicos o lepidotrichios.—C, aleta caudal. V 43, centro de la 43% vértebra. H, hipural.

que conviene atribuir esta diferencia señalada en el largo respectivo de los centros. La región caudal o motriz de la columna vertebral, actuando sobre el centro de resistencia de la región anterior o pre- caudal produce un centro de mayor presión o Butée.

LAHILLE: SIETE PECES DE LAS COSTAS ARGENTINAS. MS

Del lado ventral, el arco hemal empieza a estar completo en la vér- tebra 12. Este arco se alarga luego paulatinamente hasta alcanzar a 33 mm. de largo en la última vértebra precaudal y 67 mm. en la 5.? caudal.

La columna vertebral es enteramente simétrica hasta su extremi- dad posterior y el urostilo que se articula con la última vértebra se prolonga atrás. Como en los demás Escombridos forma una placa vertebral ancha sobre la cual vienen a apoyarse los radios de la caudal.

Como lo dije antes, ésta no presenta radio central. (Fig. C).

El cráneo del Gastrochisma Boulengeri, representado en la lámina 3.2 ofrece como particularidad notable un desarrollo considerable de la cresta cefálica cuyo largo alcanza a 95 mm., siendo su altura má- xima de 35 mm. El espesor del cráneo óseo es igual a 57 mm. y la altura del mismo cráneo es de 117 mm., es decir que hay una dife- rencia insignificante de un milímetro entre estas medidas y las to- madas sobre el animal fresco.

S1 estudiamos ahora la cintura pectoral veremos que presenta el eleitthrum muy desarrollado, que la escápula tiene una perforación en su centro y que los cuatro radiales van aumentando progresi- vamente de tamaño del 1. al 4.%, correspondiendo al 3. a la línea de unión entre la cápsula con el coracoides. Las figuras adjuntas (Fig. 2 e e 1) muestran por lo demás la constitución de la cintura pectoral de este pez.

Los huesos de la pelvis son muy largos (60 mm.) y muy fuertes, en relación con el desarrollo enorme de las ventrales. El espesor de ambos al nivel de la articulación del pterigio ventral es igual a 17 mm. Es de notar también que su inserción corresponde a un nivel muy superior (26 mm.) a la base del cleithruamn. (Lám. 4).

En Agosto de 1906, en Shoalhaven, es decir, en aguas australianas al norte de Sydney se encontró por primera vez el Gastrochisma melampus, y el Sr. D. G. Stead, naturalista del Consejo de las pes- querías de Nueva Gales del Sur dió sobre este pez unas informa- ciones y reproducción fotográfica interesantes. (Add. to the Fish- Fauna of N. S. Wales, N.* 1, 1907).

Para mostrar la gran semejanza que existe entre los ejemplares obtenidos en las costas australianas y argentinas, reproduciré acá el cuadro de medidas centesimales dado por Stead, (columnas 1 y 2) agregando las que obtuve yo mismo (columna 3) y las abreviaturas que me he propuesto usar siempre.

14 MUSEO NACIONAL DE BUENOS AIRES.

L Length overall (in millimeters)................ 312 | 405 1725

S Length to base of caudal fin (in millimeters) ...| 305 | 325 | 600

TD Length of head in hundredths of length to base of | O a ra ares 23,924,924 .1 nC Dent or cada O OI A 122.0 24.6/25.0

HaV Height of body at insertion of ventral fin...... :22,3/24.0

HaA Height at beginning of insertion of anal fin, ...!22,3 23.0 hq Least height of caudal pedunecle............... | 3.6| 3.11 3.5 EU Greatest width of body cie pesto es 10.8/10,8/10.5 a Y A A e a rd: 8.2 8.6110.0 T-— (aY + Y)| Length of postorbital portion of head.......... 10.8/11.1111.2 av From point of snout to insertion of ventral fin.!23,3 23,0/25.0 aP From point of snout to insertion of pectoral fin.124.3:25.2126.0

al From point of snout to beginning of spinous dor-! | A A AN, A 1 25.9 27.4/27,0 aD) From point of snout to beginning of second dor- |

q AS e alar clerical e so MA, Ps da o 58,7 60,6/60.3

From point of snout to beginning of anal fin... 163.6.64.0 LRD; Longest spine in first dorsal fin............... 111.5111.1/ 9.2 LRD, Longest ray in second dorsal fin ............... | 1.9 8.6| 9.3 LRA Longest Tay MIA ss tod o 6.2) 6.5] 7.3 LRP" | Leught.of peer to. leida des 113.114.2/15.2

LRV Lenght of ventral fin

Thyrsites atun (EurrHasen) C. V.

(Lámina 5, fig. 1)

Entre los peces Escombriformes que vienen como Gastrochisma Boulengeri a visitarnos desde muy lejos no puedo olvidar un pez de Australia, el barracuda, que vive también en las islas de Van Die- men, en las aguas de Sud Africa y frecuenta las costas chilenas en donde se conoce bajo el nombre de Sierra.

Es el Thyrsites atun.

Obtuve los primeros ejemplares de esta especie el 2 de Octubre de 1909 y en la lámina he figurado uno de ellos, el que ofrecí al Museo Nacional.

El largo máximo de este pez (Q) era de un metro 19 milímetros— (T—=245 mm., U=506, Q=302 el peso alcanzaba a 6 kilos; el número de vértebras era de 35, los dientes de la mandíbula (17 a 18) y los del premaxilar (2-25), eran todos muy fuertes.

Esta especie se encuentra deserita en Cuvier y Valenciennes en la página 196 del tomo vi (1831) y otra vez en la página 204, bajo el

LAHILLE: SIETE PECES DE LAS COSTAS ARGENTINAS. 15

nombre de Thyrsites chilensis. En la Fauna Chilena, Zool. 11, página 226 (1848) encontramos algunos datos biológicos interesantes :

Este pez es de alta mar y sólo se acerea a Chile por el verano, sien- do muy abundante en la época de las sardinas, a las que persigue con tal voracidad que las obliga, sobre todo a las pequeñuelas, a echarse sobre la costa; es muy buen nadador, y excepto la Liga es uno de los mejores saltadores. Muy diestro y desconfiado, se deja difícilmen- te pillar, y sólo por la noche, sobre todo cuando está muy obscura; sin embargo, suele escaparse muy fácilmente cortando con sus pun- tiagudos dientes las mallas de la red o la cuerda del anzuelo. Su carne se aprecia poco a causa de las numerosas espinas, y es tan floja que sólo se puede conservar algunas horas; pero cuando se agarra en eran cantidad la salan. Por lo común se pesca en los sitios fangosos y a dos o tres brazas de profundidad.

Los cuadros adjuntos indican la constitución y dimensiones de las aletas así como las principales medidas y relaciones métricas de esta especie.

MS a | uu

sm | Nú- , - meros yes CU Peso

|

TO 780 | 883 186 ant | lo | 113 |65/59| 24 | 83 |4.500 gs. | 209 | 1053 | 1193 245 506 302 153 [89 |80| 32 [110 |6.000 es. |

O V is C E | O a | a E | 5 SE 1 uo R a RO EEES E eo | Í | | 7 1 (2.12 dal 20 | 1,5/28| 7 E TL, 9+7/56/60/11, un oa ¡7 310825 2 aa 8726/15/33 7 ¡XX Ea 11,107-7/66/87/11, eel ia e 3.18. 3 140 3 9| | r 1 | m | r | r | AO y Números Le S L E A E E 14 ui 40 HU YE Y EU (AQ ET Eu, e Y | AA | | | 1 419 | 690 | 7735 | 224 | 164 | 74 | 315 | 5,25 | 1,25 | 2 4.29 | 6,88 | 7,65 | 2,22 | 1,60 | 7,34 | 3,06 | 5,20 | 1,34

16 MUSEO NACIONAL DE BUENOS AIRES.

Thyrsitops lepidopodea (Less) Grua.

(Eáúmina 5, fig. 2)

Muy parecido al Thyrsites atun, tengo que citar en la misma fa- milia de los Trichiuridae, otro pez que se encontraría seguramente con mayor abundancia,—por lo menos durante el otoño,—si nues- tros pescadores se dedicasen de un modo especial a su pesca. Es la caballa blanca o Sierra; Thyrsitops lepidopodea (Less.) Gill.

Este último autor estableció el género Thyrsitops (Proced. Acad. Nat. Soc. Philadel. 1862) para los Thyrsites que presentan sólo 4 a 5 pínulas y una línea lateral casi recta.

Lo caracterizó así: Cuerpo fusiforme, más bien alargado; 1.* dor- sal con menos de 25 espinas; la primera dorsal continúa con la se- gunda. Pectorales equidistantes del dorso y del pecho o más bien cerca de este último; cola sin quilla. Ventrales 1.5. Pínulas dorsales y anales desarrolladas, pínulas dorsales 5, anales 4, línea lateral casi recta.

in la forma descrita por Cuvier y Valenciennes (Hist. Nat. Poiss., vin, 1831) bajo el nombre genérico de Thyrsites, se notan 6 o 7 pí- nulas y la línea lateral presenta una curva abrupta.

En las aguas costaneras de la Prov. de Buenos Aires el Thyrsitops lepidopodea parece más común que el Thyrsites atun y cada año en Abril y Mayo observo en los mercados unos cuantos ejemplares de esta especie. El ejemplar de 27 cent. de largo, señalado por el Dr. Berg (Peces Sudamericanos, 1897, p. 299) fué también obtenido en Abril, en Mar del Plata.

Según Goode y Bean esta especie es sin duda ninguna, habitante de las grandes profundidades.

Es de notar que el tipo de la especie del Thyrsites lepidopodea que fué recogido por Delalande provenía de las costas del Brasil y por lo tanto la especie representa probablemente un tipo de Tyrsitinos del Atlántico sur.

El doctor Delfín hablando del Thyrsitops (Catal. peces Chile, pág. 51-1901) dice que esta Sierra es constante visitadora anual de las costas chilenas.

Cuvier y Valenciennes han transformado en lepidopoides el nom- bre científico primitivo de lepidopodea dado al pez por Lesson; pero como no existe motivo suficiente para justificar este cambio, conservo el nombre dado al principio a este pez.

Los cuadros siguientes indican las dimensiones y relaciones princi- pales de los ejemplares que he estudiado. Los peces numerados 2 y 4 eran del sexo masculino, 1,3, 5 v 6 eran hembras.

LAHILLE: SIETE PECES DE LAS COSTAS ARGENTINAS. 17

ha S | a o | Q | mu | EU ET y | aY asc lares anilla dl, 8 lar 20 | los | ass asa vo sal ss 1 47 la | ar] 9 loas a | ev | sm | 73 (110 | 92 | 66 | 28 | 25 | 10 | 29 2 | og. | 3201 75 1118 | 96 | 67 | 28 | 25 | 10 | 30 | | bu lessa ser | ren as | os | es 28 o 25 | 10) so! | ss so 127 os. | es sd | si 110 | 33 al P y D, D, A EY! 3 | E AE TE R ." Bla lala 2 alo R HB

1 12,1328| 7 1,5 (18 3 [XVII 9] 93 11,15-+4|20/65/11,15-+4 ES 5,16,5/46| 10 2,1432 8 1,5 [17 3 [XVII 10| 98|11,14-+5|23/70 11,15-+-4/20/61/5,18,5|(48|12 |2,18|34| 9 1,5 2113 [XVII/12| 101|11,15-+4|22/75|11,15-+-4/28/68|5,17,5|49, 13

2

3

4 |2,18/35|10| 1,5 (20| 4 (XVII 10] 113|11,14-+-5|24/78/11,14-+5 /24/7115,18,5/58| 15 5 (2/14/3811 1,5 21) 3 [XVII 12] 111/11,15-1-4/24/7611,15-+4 23/72|5,16,5/58| 15 | 6

-]

2,13/40/12| 1,5 22] 6 |XV11112| 117/11,144-5/26/79/11,147-4/25/75/5,18,5/56| 1 |

Bssli

il ES S ST AA A a Y EU AO ET HU | e

1 3,57 | 493 | 6,6 | 2,53 | 1,87 | 6,60 | 3,30 | 3,12 | 1,60 2 Sos adi 140 5833330) 3:19 | 1,61 3 a a 2500 O ola 12 3.067 1,124 4 384/0422 [7,5% 2,50 | 1,11]? 5,00//0,3,00. || 3/11]: 1,78 5 O A es O ON E 6 881 | 5337 | 80 | 242 | 1,17 | 470 | 2,58 | 3,80 | 2,21

AN. Mus. Nac. Bs. As., T. XXIV. MARZO 18, 1913. 2

18 MUSEO NACIONAL DE BUENOS AIRES.

Astroscopus sexspinosus (STEIND.) Lan.

(Lánina 6)

Muchas veces en Mar del Plata hablar a los pescadores de un pez que llamaban pez cura o fraile porque tenía los ojos levantados al cielo y